Mi tarta de queso con mermelada de tomate con Thermomix®

#Postres y dulces 15 enero 2018






Este es un postre clásico en casa. Hace años me pasó la receta mi amiga Genín y desde entonces la hemos hecho tantas veces. Nos encanta. Es tan fácil, tan fina y está riquisima. En este caso he puesto mermelada casera de tomate que me encanta aunque la original lleva mermelada de arándanos. Pruebala y verás que delicia.


Ingredientes:



  • 1 paquete de galletas maría (yo quito unas cuantas).

  • 75 gr. de mantequilla (a gusto).

  • 3 hojas de gelatina.

  • 1 tarrina de queso Quark.

  • 250 gr. de nata líquida.

  • 4 cucharadas grandes de azúcar.

  • Mermelada o compota de tomate (arándanos, frambuesa...) 


Preparación:


Poner las galletas troceadas en el vaso del Thermomix® y triturar en vel. míxima hasta que están reducidas a polvo.


Verter la mantequilla blandita y mezclarla en vel 5 ó 6 hasta que se mezcle con las galletas.


Si estuviera muy dura llega a vel. máxima o programa unos minutos a 60º, vel. 1 hasta obtener una pasta uniforme.


Poner las hojas de gelatina a remojo con agua fría en un bol y reservar.


Forrar un molde desmontable con papel de aluminio por abajo (para que al verter la mezcla no se salga) y poner en el molde la mezcla de galletas y mantequilla y aplanar con cuchara o a mano.


Poner en el frigo 10 min.


Ponemos en un cazo al fuego el queso Quark y remover hasta que se deshaga, añadimos la nata líquida y el azúcar y removemos con cuchara hasta mezclarlo bien. No tiene que hervir. Añadimos la gelatina bien escurrida y disolvemos.


Todo esto podemos hacerlo en el Thermomix® mezclando con un poco de calor pero sin dejar que hierva.


Esta mezcla se vierte sobre la base de galletas y se deja enfriar en la nevera unas horas hasta que cuaje.


No poner la mermelada o compota hasta el momento de servir.


Esta tarta puedes congelarla perfectamente y sacarla cuando la necesites (sin la compota).


VARIACION:


Un día hice una pequeña variación, no tenía galletas y puse bizcochos de soletilla porque una vez leí que Carlos lo aconsejaba para las bases de tartas. Cubrí todo el fondo de bizcochitos sin dejar un hueco libre (sin mantequilla), pero cuando volqué la crema todos los bizcochos se subieron arriba ( no se para que tanto trabajo jejejeje).


Bueno pues el resultado genial, quedé una tarta de queso riquísima, los bizcochos y el queso juntos, fenomenal y por encima mermelada de tomate que nos encanta o la que mas te guste a tí.


Paso a paso:  Coca de aceite, corona de jamón y tarta de queso