Bollos Suizos Thermomix®

#Masas, panes y repostería 19 junio 2017

Bollos Suizos Thermomix® Bollos Suizos Thermomix®  

Los bollos suizos son un dulce típico de Madrid, según cuentan las lenguas de doble filo nacido allí a finales del siglo XIX, aunque luego naturalizado en otras partes del país con distintos nombres, como el de cristinas. Se trata de un bollete redondo de pan enriquecido con huevos, leche, mantequilla y azúcar, con un característico corte en su cocorota, que se llena de azúcar.

El suizo, llamado originariamente bollo de leche, debe su actual nombre a que se hicieron especialmente populares los que se elaboraban en el Café Suizo, situado en la céntrica calle de Alcalá de Madrid y ya desaparecido. Era tan popular en los cafés de la capital a principios de siglo que se menciona en La colmena, de Camilo José Cela. Cuánta historia tiene la criatura.

Los suizos no dejan de ser una masa tipo brioche, pero más humilde, sin tanta mantequilla. Veremos que las proporciones son muy parecidas a las del pan de Viena, lo que varía es el formado y el añadido del azúcar. 

Ingredientes:

  • 100 gr. de leche (yo he puesto 200 gr.)
  • 150 gr. de agua (yo he puesto 50 gr.)
  • 100 gr. de azúcar.
  • 100 gr. de mantequilla ó margarina.
  • 40 gr. de levadura prensada (yo he puesto 2 sobrecitos de lev. de panadero (maizena).
  • 550 gr. a 600 gr. de harina (yo puse 550 gr.)
  • 1/2 cucharadita de sal.
  • Azúcar humedecida con unas gotas de agua para espolvorear.
  • 1 huevo batido para pintar.
Preparación:

  1. Se pone en el vaso la leche, el agua, el azúcar y la mantequilla, y se programa 2 minutos, 37°, velocidad 1.
  2. Se añade la levadura, la sal y la mitad de la harina, y se amasa durante 15 segundos, velocidad 6. Se añade el resto de la harina, reservando un poco para ajustar la que admita y programas 3 minutos en velocidad espiga (si hace falta, se añade un poquito más de harina).
  3. Se divide la masa en porciones , haciendo pequeños bollos. Se colocan en una bandeja engrasada y se les hacen pequeños cortes en el centro con un cuchillo.
  4. En cada corte se pone un poco de azúcar humedecida con unas gotas de agua y se pintan con huevo batido.
  5. Se les deja reposar hasta que doblen su volumen, y se meten al horno (previamente calentado) a 200° durante unos 20 minutos. (a mi me han subido muy rápido).