Los circuitos quemagrasas

#Noticias Blog 07 noviembre 2017




Integrar un programa de fuerza en tu plan de pérdida de peso es vital para lograr el éxito en tu objetivo y sobre todo, para estár más saludable.


No se trata de aplicar un trabajo de fuerza para el desarrollo muscular, sino de orientar el trabajo hacia un programa de fuerza-resistencia con ejercicios generales, cargas bajas a moderadas y elevadas repeticiones. En este sentido, los entrenamientos de circuito son la mejor opción.


Lo ideal es elegir ejercicios donde se impliquen gran cantidad de grupos musculares, no son muy interesantes las máquinas isocinéticas en las que sólo se tabaja de forma aislada un grupo muscular, es mucho más interesante incluir ejercicios generales en los que se implican grandes cadenas musculares como sentadillas, zancadas con curl de biceps, remos de pie donden trabajen estabilizadores, abdominales funcionales, fondos de pectoral, etc.


En cuanto al método, nos interesa una orientación de fuerza-resistencia, repeticiones elevadas (12-20), con carga ligera a moderada y en forma de circuito.


Tu circuito debe durar menos de una hora, lo ideal es entre 30 y 40 minutos, realizado dos o tres días en semana antes de tu trabajo cardiovascular, ya que así el programa de fuerza tiene una doble ventaja, por una parte elimina gran parte de depósitos de glucógeno muscular y así nuestro organismo accede antes a las reservas de grasas y por otra parte, estimulará al vertido de hormonas lipolíticas como son las catecolaminas, autenticas quemadoras de grasa. El resultado, una quema de grasa mucho más efectiva y siginificativa.


Estos ejercicios puedes realizarlos perfectamente en casa con poco material, no necesitas máquinas, solo alguna para cardio, unas mancuernas, una colchoneta y un balón Fitball.