Chupitos de Tiramisú

#Postres y dulces 06 mayo 2018


Tiempo de Reposo: 6 horas. Preparación: 15 minutos. Total: 6 horas y 15 minutos.


Cuando tienes una celebración o un día concreto te apetece hacer un postre especial, Thermomix® , como siempre está ahí para ayudarte. Estos chupitos de Tiramisú están deliciosos y quedarás fenomenal con ellos.


Sugerencia: Si utilizas un plancha de bizcocho, corta círculos del tamaño del vaso y ve intercalando las capas. Si lo deseas, puedes hacerlo en una fuente y servirlo en porciones.


Ingredientes (para 24 vasos):



  • 250 g de café bien cargado.

  • 50 g de brandy, ron, etc. o licor sin alcohol.

  • 2 cucharadas de azúcar.

  • 2 hojas de gelatina grandes o 4 pequeñas.

  • 500 g de nata con 35 % de materia grasa.

  • 130 g de azúcar.

  • 5 yemas de huevo.

  • 500 g de mascarpone (o queso cremoso).

  • 8-10 bizcochos de soletilla o 1 plancha de bizcocho Genovés.

  • 2-3 cucharadas de cacao puro en polvo.


Preparación:



  1. Mezcla en un bol el café, el brandy y el azúcar y reserva.

  2. Pon las hojas de gelatina en un bol con agua fría para que se hidraten.

  3. Pon en el vaso la nata, el azúcar y las yemas de huevo y programa 8 minutos, 90 ºC a velocidad 5.

  4. Incorpora la gelatina escurrida y el mascarpone y mezcla 30 segundos a velocidad 5. Vierte en un recipiente hermético y deja reposar en el frigorífico un mínimo de 6 horas.

  5. Trascurrido este tiempo, coloca la mariposa en las cuchillas (el vaso tiene que estar frío, si has cocinado algo antes, lávalo y tritura unos cubitos de hielo para enfriarlo), añade la mezcla de nata y mascarpone reservada y programa velocidad 3 sin programar tiempo hasta que la mezcla haya montado. Viértela en una manga pastelera.

  6. Pon una capa de bizcocho de soletilla en el fondo de un vaso pequeño de chupito, y mójalo con la mezcla de café y licor (puedes utilizar una brocha o pincel de cocina). Vierte encima una capa de crema de queso y otra capa de bizcocho, otra de crema y finalmente espolvorea con el cacao puro en polvo, ayudándote de un colador para espolvorearlo de manera uniforme. Reserva en el frigorífico hasta el momento de servir.