Perejil siempre fresco

#Trucos 03 diciembre 2017



Hoy vamos a aprender a conservar perejil durante más tiempo. ¿Os pasa a vosotros, que lo que antes era un producto que te regalaban en las tiendas ahora se cobra? En algunos sitios todavía se consigue gratis, al menos en la frutería de mi barrio, pero no pasa lo mismo si voy a un gran centro comercial o una gran superficie.


Lo mejor para no desperdiciar ni el perejil, es que conozcas como conservarlo. Es tan fácil, que ya no hay excusas para tener perejil a mano durante todo el año en tu cocina.


Tu perejil debe ser fresco, verde y limpio.


Si tuviera algo de polvo y en cualquier caso, para asegurarnos su higiene, lávalo bajo el chorro de agua fria, sécalo con papel de cocina muy bien y limpia de tallos y ramitas. Quédate solo con las hojas.


Cómo conservar el perejil:


Habitualmente cuando llegamos a casa con perejil, ponemos este dentro de un vaso con agua fresca. Pero de esta forma no nos durará más de 7 días aproximadamente y además influirán mucho en su deterioro el calor de la cocina, la calefacción, etc. Yo, suelo cortarles un poco los tallos, para dejarlos igual de largo y sanearlos para que me duren más. Me encanta ver el perejil fresco en la cocina dando ese toque verde y fresco, pero podemos conservarlos meses usando otros métodos de conservación.


Guárdalo en un tupper en la nevera. Te durará más que en el vaso de agua. Limpia bien el perejil, seca con papel de cocina, envueltos en papel de cocina para que se mantenga siempre seco y ya verás como te aguanta sin amarillear más tiempo.


Congélalo para que dure más. Puedes congelarlo entero -con sus tallos y ramitas-, pero creo que resulta más práctico retirar los rabitos y demás, picar muy bien las hojas -sin machacarlas-, y así dejarlo listo para usar. Solo tendrás que meter las hojas picaditas en un tupper o bolsa zip e introducir al congelador -recuerda siempre poner fecha a tus congelados- y ve retirando lo que necesites. Cómo no se hace un bloque, no tendrás ningún problema para usarlo al momento.


Deshidrátalo en casa y ten perejil seco siempre a mano. Para desecarlo tienes varios métodos: yo a veces meto aromáticas un tupper sin tapa en mi Nevera no frost, y me deshidrata las hierbas en varios días. En el horno, pon este a 50º y apágalo, deja el perejil limpio en la bandeja y se irá deshidratando con el calor residual. Cuando esté seco, rállalo y guárdalo en un tupper o en una bolsa zip. En el microondas deberás ponerlo las hojas de perejil en un plato, -el perejil deberá estar ya limpio y seco y solo deberán estar las hojas (sin rabitos)-. Cubre el plato con el protector plástico de microondas y pon este a máxima potencia durante 3-4 minutos. Deja que enfríen y con los dedos ve deshaciendo las hojitas secas o rállalas en tu Thermomix® . Mete en un tupper hermético y guarda en el frigo durante meses (no necesita congelación).


Haz aceite de perejil. Solo tienes que añadir el perejil finamente picado al aceite y si quieres que quede un aceite verde, triturarlo en tu Thermomix® . Listo.


Fuente: Desecar perejil en el microondas: “Las recetas de Piluka”