Pelar ajos más fácilmente

#Trucos 03 diciembre 2017



Nuevo truco. ¿Se pueden pelar ajos con la Thermomix® ?, si, se puede, pero no esperéis que todos os queden perfectos.
Este truco viene bien cuando hay que pelar grandes cantidades, pero a pesar de usar el giro a la izquierda, algunos ajos pueden quedar cortados y otros pueden quedar sin pelar del todo. No es perfecto pero va bastante bien.


He ido probando velocidades hasta que he encontrado la que mejor funciona… me ha quedado un olor en casa después de pelar 1 kilo de ajos, que no os quiero ni contar.


Espero que el truco os sea útil.


Como pelar ajos con la Thermomix®


Ingredientes:


Vamos a pelar 1 cabeza de ajos ó hasta 200gr de cada vez.


1 litro de agua


Perejil (opcional- para envasar con los ajos y el aceite)


Preparación:


1.- Yo he sacado o desgranado los ajos de 7 “cabezas de ajo” para ponerlos en aceite de oliva una vez pelados -se conserva muy bien- y así ir sacando cuando lo necesite para mis sofritos. Con lo cual tu decide cuantos necesitas pelar.


2.- Pon hasta 200gr de ajos en el vaso y llena el vaso con agua hasta la marca de 1 litro (marca interior del vaso).


Programa 4 segundos, giro a la izquierda y velocidad 4, si queréis que los ajos salgan enteros.


Si quieres envasarlos ya picados para que no se resbalen al cortarlos por estar en aceite, programa 4 segundos, giro a la izquierda y velocidad 5-7.


3.- Deja reposar un par de minutos los ajos en el vaso, las pieles quedarán flotando y los ajos se quedarán en la zona de las cuchillas. No todos los ajos quedan enteros, pero si tenéis que pelar una cantidad importante este método es muy cómodo.


Nota: una vez pelados escúrrelos y déjalos secar sobre papel absorbente. Mételos en un bote, puedes agregar hojas de perejil cortado(para usar en churrascos, asados, filetes a la plancha…) o solos. Se cubren con aceite de oliva virgen extra y se mantienen de maravilla. Yo los dejaré en la nevera.


A medida que vais sacando los ajos id rellenando de aceite porque no se pueden quedar al aire, es decir, sin cubrir de AOVE, se estropean. También se pueden congelar ya pelados.