TARTA CELESTIAL ... una de mis favoritas, este año para mi cumple

#Postres y dulces 06 noviembre 2017

La semana pasada fue mi cumple y esta tarta helada de nata es la que decidí hacer este año porque me encanta , porque sorprende al que la prueba, y  porque es rapidita y fácil pues no lleva horneado de bizcocho.


En esta ocasión doblé las cantidades  para hacerla más grande, pues eramos muchos, aquí os lo pongo.


Praliné :


250 de azúcar


170 de almendras peladas crudas 


Se derrite el azúcar en una sartén hasta que se vuelve dorado, se añaden las almendras, se caramelizan dando vueltas con una cuchara de madera, y se vuelca en un papel vegetal para que enfríe. 


Una vez frío se trocea,  se pone en el vaso de nuestro Thermomix® y se trocea pequeño unos segundos a velocidad  5.   Reservamos este praliné, y yo en esta ocasión trituré al 10 un poco del mismo para convertirlo en polvo y decorar la tarta por encima, como veis en la foto. 


Base de la tarta: 


150 grs de galletas tipo María trituradas 10 segundos a velocidad 7, se ponen en la base de un molde desmoldable de unos 30 cm y se presiona con una cuchara.


Tarta:


1 kg de nata con el 35% de materia grasa muy fría para montar (yo monté en dos veces) con la mariposa al 3,5 mirando hasta que está montada. 


Una vez montados los dos 1/2 kg de nata, los ponemos en el vaso y añadimos 400 grs de leche condensada, mezclamos unos 7 segundos a velocidad 2,5. 


Ponemos la mitad de esta mezcla en el molde encima de la base de galletas, luego añadimos el troceado de praliné y echamos el resto de mezcla  por encima y por último decoramos con el polvo de praliné. 


Debe estar unas 4 horas en el congelador y ya está lista para cortar y servir. 


Es ideal para tenerla preparada con días de antelación, por eso es de mis favoritas además de que está deliciosa.


SUGERENCIAS: La nata para que monte siempre muy fría y con un 35 % de materia grasa, moverla bien y que no quede la grasa en las paredes del brick.