Tipos de patatas y como cocinarlas

#Noticias Blog 24 abril 2018



Este alimento forma parte de multitud de recetas y de la dieta habitual, bien como guarnición o como plato principal.


La patata es una planta de pequeño tamaño y flores blancas, cuya parte comestible se desarrolla dentro de la tierra. Es una planta que proviene de América. En algunos lugares, su consumo está tan extendido, que supera a los cereales en la aportación de carbohidratos en la dieta. Las formas de cocinarlas son numerosas, como lo son también las variedades y los modos de presentación.


Las patatas aportan muy poca cantidad de grasa y, en función de la técnica culinaria empleada, su valor calórico y su contenido graso aumenta de forma considerable. La versión más ligera pasa por tomarlas cocidas, al vapor o asadas, recomendadas en caso de sobrepeso u obesidad. Si se fríen, en cambio, el aporte energético y graso es elevado. Cuando se cocinan al horno con la piel, mantienen todas sus propiedades nutricionales. Su sabor neutro permite combinarlas con numerosos alimentos.


Asar patatas


Una de las maneras más comunes de cocinar las patatas consiste en asarlas y acompañarlas de diversas salsas, como el mojo canario, alioli o tomatada, entre otras. Se pueden asar enteras, troceadas, peladas o sin pelar. Para asar, se puede utilizar el horno convencional, el microondas o las brasas de una barbacoa.


Las patatas se pueden asar enteras, troceadas, peladas o con piel


Las patatas que se vayan a utilizar deben lavarse muy bien. Serán de tamaño similar y no demasiado grandes para que tarden el mismo tiempo en asarse. Si se van a cocinar enteras, en el horno convencional o en las brasas, se envuelven por separado en papel de aluminio. En el horno, se cocinan a 200ºC durante una hora. Para saber si están asadas, se pinchan con una brocheta. Si ésta entra sin dificultad, estarán listas para comer.


Cuando se asen en el microondas, deben pincharse antes y envolverlas en papel film, si se desea, aunque no es necesario en el caso de las patatas muy grandes. Se cocinan en el microondas a potencia media durante unos 10 minutos. Cuando ya están asadas, se pelan, se trocean y se acompañan con un poco de aceite de oliva, con sal o con salsas tipo mayonesa, alioli o mojos canarios.


Clases de patatas


La calidad de las patatas está determinada por dos factores:


    * La clase de patata.


    * La forma de presentación en el mercado, limpia de barro y seca, sin raíces ni piel verde.


Se distinguen tres clases de patatas:


    * Patatas tempranas o nuevas: se diferencian por su piel fina y transparente. Se utiliza para elaborar ensaladas, ensaladillas, etc.


    * Patatas de media estación: son las de mayor consumo y se utilizan en casi todas las técnicas de cocinado.


    * Patatas tardías: las más viejas tienen la piel más gruesa y rugosa. Son las de menor calidad.


PREPARACIÓN Y CONSERVACIÓN


La patata es un alimento que requiere una preparación previa al cocinado:


    * Hay que pelar la piel verdosa.


    * Eliminar los denominados "ojos".


    * Sumergirlas en agua para evitar que se oxiden y, si no se usan al momento, guardarlas en el refrigerador, donde durarán de tres a cuatro días. Si la parte externa se vuelve rugosa o en mal estado, se pueden pelar de nuevo antes de utilizar.


    * Hay que cortarlas en función del método de cocinado.


Las patatas deben conservarse en un lugar sin humedad, fresco y que no reciba la luz del sol porque se tornarán verdes y germinarán.